Manejo Defensivo

Definición de Manejo Defensivo Conducir a la defensiva es probablemente la mejor forma de garantizar su seguridad, la de sus pasajeros y la de su vehículo. La conducción defensiva se describe como la habilidad de ser capaz de operar un vehículo a motor en tal forma que reduce las posibilidades de estar involucrado en un siniestro vial. La idea básica es simple, se trata de ser consciente y tomar unos pasos para evadir los peligros posibles cuando se viaja, en la práctica, implica mucho más que eso. Lo primero se refiere a la capacidad que tiene la persona como conductor. Involucra entrenamiento para mejorar sus habilidades de control del vehículo, observación, anticipación, temperamento. Esta es la parte fácil ya que usted tiene control total de su lado. Lo segundo, aunque usted pueda ser capaz de controlar sus acciones en todo momento, virtualmente no tiene forma de controlar las acciones de otros conductores. Así que una amplia gama de técnicas defensivas se han desarrollado para permitirle hacer frente a todo lo que pueda suceder. Estas habilidades implican el estar alerta y listo para reaccionar ante los peligros que puede crear la carretera. El objetivo es llegar a ser proactivo para que usted pueda evitar caer en situaciones peligrosas, en lugar de reaccionar a los peligros una vez que se desarrollan.